sábado, 14 de abril de 2012

Ya es mañana

Mañana. El tiempo y el momento. Más deprisa en cada tramo - no es un sueño raro - es tan cierto. Pasa y pasa y pasa con un orden no aprendido porque nada nos lo ha enseñado. Me encantaría ser dueña de mis momentos y dirigir mi gasto de tiempo. Pero no puedo y solo después es cuando me doy cuenta.
Me gustaría ser capaz de andar por las paredes a veces. Y tener una perspectiva diferente y también única. Tampoco es posible aunque esto sí lo percibo antes. Algo es algo.