lunes, 4 de junio de 2012

Las raíces del resto


El resto.

Pensando en las palabras y en lo lejos que pueden viajar, dejo volar mi mente y por un instante imagino que hablo. De pronto vuelvo a mí y descubro que soy muda. Me gusta.
Decido ser yo sin saberlo. Por eliminación. Decisiones tomadas o no, aciertos y muchos errores que han dado paso a lo que queda de mí. Me he convertido en mi resto. 

Entonces lo sé, se va haciendo lo que ha sido y mientras me alejo, me encuentro de nuevo conmigo.